Las misiones, el gobierno, la MUD

A pocos meses de las elecciones presidenciales, en las que se decide si Venezuela será una nación con un gobierno comunista o democrático, el discurso del candidato presidencial de la MUD, así como el de algunos de los líderes políticos que le acompañan, sigue siendo ambiguo

Insisto, en que se trata de una contienda electoral entre: a) dictadura o democracia, b) opresión o libertades,  c) injusticia o justicia, d) corrupción u honestidad, e) irresponsabilidad o sensatez, f) inconstitucionalidad o constitucionalidad, g) nacionalizarlo todo o nacionalizar lo solo lo evidente, h) propiedad comunitaria o propiedad privada, i) socialismo o capitalismo, j) retroceso económico, o crecimiento económico, k) populismo o justicia social.

La situación política, económica y social de la Venezuela de hoy, es bastante clara. No deberían existir dudas respecto a las aspiraciones de ambos bandos políticos en discordia evidente. No se trata de elecciones tradicionales entre partidos políticos democráticos. Se trata de una contienda entre partidos políticos democráticos, versus grupos políticos anárquicos de la extrema izquierda, aunados a sectores militares aventureros e infieles a su juramento militar, capaces de todo para seguir aferrados al poder y perpetuarse en éste.Las misiones, el gobierno, la MUD

Afirmar, mostrar dudas o hablar ambiguamente,  sobre si se va a continuar con la misiones y/o mejorarlas, es una falla evidente en el discurso de la oposición, cuando éstas son las únicas acciones exitosas del gobierno, diseñadas sobre la base de: la corrupción, la improvisación, la exclusión, y la ideologización con fines electorales. Y peor aún, sin asegurar recursos económicos justificables para sostenerlas en el tiempo.

Recordemos que las misiones no nacieron de una necesidad social “sine qua non” del pueblo venezolano. Éstas nacieron de la necesidad (entre otras) de lograr una forma práctica y generosa para que el gobierno de Cuba pudiera pagar cómodamente, con servicios profesionales, el petróleo que les suministra a muy bajo costo el gobierno venezolano.

Por ello, las primeras misiones que se crearon fueron: Misión Barrio Adentro (salud), Misión Robinson I y II (alfabetización), Misión Rivas (educación), Misión Milagros (oftalmología) Misión Vuelvan Caras (capacitación productiva para trabajadores informales y desempleados), Misión Miranda (captación de nuevos reservistas para labores de defensa nacional, cooperación con el orden público y participación en el desarrollo social del país), Misión Identidad (cedulación de venezolanos y extranjeros para participar en los eventos electorales).

Este arreglo entre ambos gobiernos le permitió a Cuba enviar a Venezuela un contingente enorme de: médicos, educadores, deportistas, profesionales en diversas especialidades, trabajadores en diferentes áreas, militares y políticos cubanos, personal de inteligencia del G-2 cubano, etc. Originalmente, los honorarios, sueldos y viáticos,  serían pagados por el gobierno cubano. Cierto tiempo después, y sin explicación alguna, el gobierno venezolano asumió la responsabilidad de pagarles directamente a los cubanos sus honorarios profesionales y gastos de manutención y vivienda, razón por la que el arreglo original fue rescindido. ¿Me pregunto: como le paga el gobierno de Cuba a Venezuela, el petróleo que recibe?

Son tan perversas las misiones, que el gobierno creó la misión Mercal (alimentos), la cual ofrece precios de venta solidarios en rubros de la canasta básica,  con el propósito primario de competir con el sector privado y subrepticiamente, hacerles quebrar económicamente.

Empezaron a apropiarse ilegalmente y a la fuerza de empresas agrícolas y ganaderas privadas para ofrecérselas a partidarios del chavismo constituidos en cooperativas para que las trabajaran. Como consecuencia, estas empresas expropiadas no han podido ser administrarlas correctamente, ni han podido producir a capacidad máxima, razón por la que la escasez de alimentos se acentuó, y aún sigue acentuada, cumplidos 13 años de este gobierno.

Como medida, venida al hilo, el gobierno creó una enorme infra estructura de importación, según la cual se importan: alimentos, artefactos domésticos, automóviles, computadoras, celulares, juguetes, etc. para mantener latente y vigente el espíritu del  populismo socialista.

Por tal razón, los productores privados nacionales compiten con precios de venta sumamente bajos, de productos provenientes de empresas internacionales alentadas por el gobierno chavista. Estos hechos, aunados a la controversial “Ley de Precios y Costos Justos”, condenan al productor nacional privado, quienes temprano o tarde, irían a la quiebra económica.

La Misión Hábitat (viviendas), merece un capítulo especial, ya que demuestra el grado de improvisación y desorden en que el gobierno ha creado a estas misiones. Hasta la fecha,  la Misión Hábitat, sigue sin dar frutos satisfactorios, según los calendarios de construcción y entrega de viviendas. Ha sido reorganizada varias veces, y se le han dado diferentes nombres y calificativos, hasta llegar a la última versión denominada “la Gran Misión Vivienda Venezuela”.

Con la primera Misión Hábitat, se prometieron 200.000 viviendas anuales. La última versión de la Misión Hábitat, ofrece 2 millones en 6 años. Los costos iníciales de las viviendas eran de 50.000 bolívares fuertes y ya van por los 300.000 bolívares fuertes o más. Se ignora cuánto terminarán costando las viviendas y a qué precios serán ofrecidas a los beneficiarios para obtenerlas.  Esto debido a que la materia prima para la construcción también ha mermado considerablemente en Venezuela, y debido a ello se tienen que importan renglones que antes se producían en el país y hasta se exportaban.

Para abaratar los costos de las viviendas, e incitados por el permanente discurso de odio del presidente Hugo Chávez contra el sector opositor, los chavistas se adueñan de propiedades y terrenos pertenecientes al sector privado, y/o los invaden en grupos bien organizados.

Las dos misiones más recientes tienen que ver con las madres jóvenes solteras venezolanas y con los venezolanos de la tercera edad, que no tienen pensiones por no haber cotizado en el Seguro Social Obligatorio. Toda una trama repugnante y cruel, para lograr votos vistas las próximas elecciones presidenciales.

Desde su creación, las misiones están plagadas de vicios e  irregularidades. Se ha estado jugando continuamente  con la necesidad del pueblo venezolano, para lograr objetivos de un proyecto político comunista, donde se utiliza al venezolano como ratón de laboratorio. Jugar al populismo por necesidad extrema, tal como lo hace el gobierno, no justifica que la oposición siga esta conducta, por miedo a no lograr los votos del chavismo, para ganar las elecciones.

Muy pocas veces se le ha presentado al partido de oposición, en una contienda electoral, la oportunidad de oro de hablar bien claro y con la verdad. Lo mejorcito que ha hecho el chavismo, como lo son las misiones, son tan deleznables, que es una ambigüedad de la oposición el intentar mantenerlas vivas y prometer salvarlas.

Disiento de esa infeliz y apocalíptica versión, de que si la oposición ataca a las misiones pierde las elecciones presidenciales. Por el contrario, hay que alertar a Venezuela entera sobre el peligro e inconveniencia de la vigencia y permanencia de éstas en la agenda social del país; ya que las mismas hacen daño a la economía del país, “enferma” al venezolano, y sus beneficios son limitados y excluyentes. Por otra parte, el costo/beneficio de las misiones es extremadamente alto, como para darse el lujo de mantenerlas vigentes sin justificación.

Es preferible perder votos chavistas, actuando con responsabilidad  y diciendo la verdad, que intentar ser más populistas que el chavismo. Las misiones deben ser revisadas y en su gran mayoría deben ser sustituidas o cambiadas por algo diferente y seguramente mucho mejor.

El voto chavista no debe importar tanto a la oposición como el voto independiente, el cual es más importante y decisivo. En ese sector de los independientes, existe gente pensante que entendería el asunto de las misiones con mayor claridad que lo entiende el sector chavista.

Es evidente y demostrable, que las misiones venezolanas se han creado para cubrir propósitos  y objetivos asociados al proyecto político de pretender implantar el sistema político comunista en Venezuela. Las misiones no son más que medidas estalinistas de adoctrinamiento de los venezolanos al socialismo, que además de ideologizarlos, los idiotizan y los convierten en zombis, tal como están en estos momentos adoctrinados los cubanos en su propia tierra.

La oposición debería estar en la posición de ofrecer al pueblo venezolano, excelentes políticas públicas, acompañadas de programas o proyectos de corte social, mejor pensados, bien definidos, adecuadamente estructurados y bien sustentados; mucho mejores, que los que ofrece el gobierno chavista con el andamiaje perverso de las misiones.

Es fundamental que las propuestas de mejoramiento social al venezolano que ofrezca Henrique Capriles Radonsky, se distancien radicalmente de las misiones y prometan soluciones reales, incluyentes, modernas, frescas, perdurables y viables.

El liderazgo de la oposición, debería estar excelentemente bien preparado y asesorado por expertos, sobre como ofrecer soluciones definitivas y contundentes a los problemas en los sectores esenciales de: empleo, salud, seguridad, vivienda, educación, alimentación, vialidad, servicios,  energía, deportes, cultura, y otros tantos problemas que afectan al venezolano.

Con el debido respeto a los líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el mensaje o discurso electoral emblemático de la oposición en estas próximas elecciones presidenciales debería ser algo así como lo siguiente: “Una vez que haya un cambio de gobierno en Venezuela, las misiones corruptas y anacrónicas desaparecerán y serán reemplazadas por verdaderos y modernos proyectos sociales, dirigidos por venezolanos, que resuelvan de raíz los problemas del pueblo, mejoren su calidad de vida y aumenten su auto estima y dignidad”.

Fuente: analitica.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s